LLAMAMIENTO DEL CEIC A FAVOR DE LA REPUBLICA SOVIETICA HUNGARA

 


Escrito: Julio de 1919.
Publicado por Primera Vez: Beschlusse des ersten Kongresses, p. 100.
Fuente de esta edicion:Documents of Comunist International, 1919-1943, select Jane Dagras.
Traducción/HTML: Matteo David.


 

[La presión política de los Aliados combinado con la oposición interna debilitaba la posición del Gobierno soviético húngaro. Lenin fue ansioso para que el ejército rojo establezca contacto con las fuerzas húngaras, aunque el territorio fue ocupado por tropas polacas. En una nota a un artículo Trotsky escribía sucintamente más tarde diciendo: "la Rusia soviética cercada por un anillo de enemigos, no podrá llegar para ayudar a la comuna de Hungría. El avance de las tropas checas y rumanas hacia Budapest fue seguida por la apertura de las negociaciones con los poderes aliados, emprendida por parte de los miembros de los social demócratas del gobierno húngaro."]

¡A todos! ¡A todos!

Un monstruoso crimen se está cometiendo, comparado con todas las fechorías que las clases propietarias han cometido durante la guerra cultivando estacas. Los imperialistas franceses e ingleses están cercando a la Republica Soviética de Hungría desde todos los lugares, para permitir ahogar a los obreros húngaros, la revolución socialista húngara, en sangre.

Los feudos rumanos están incitando a las tropas, engañándolas por la nobleza, en contra de Hungría. Desde las otras dos direcciones los gobiernos checos y yugoslavos se movilizan en contra de Hungría, llevando las espuelas por parte de los mismos imperialistas franceses. El gobierno soviético húngaro acordó aceptar el más severo tratado de paz y satisfizo a todo lo desatendido de las demandas de la Rumania reaccionaria y el de los gobiernos checoslovacos. Y aun el ejército reaccionario de aquellos gobiernos que siguen con la ofensiva contra Hungría.

El significado de aquellos hechos es claro. La República Soviética Húngara no quiso ni quiere una guerra. La Republica Soviética Húngara lleva a cabo la voluntad de los obreros húngaros. Los obreros húngaros derrocaron al poder de los capitalistas, ¡ese es su único "crimen"!

El avance de los imperialistas en contra de la Hungría socialista está tomando lugar con abierta simpatía y cierta legitimidad apoyado por los social-traidores quienes se hacen llamar así mismos social-demócratas. La conferencia de la "internacional" amarilla sesionando en Ámsterdam no expreso ninguna simple palabra de protesta contra la campaña depredadora en contra de Hungría.

El Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista llama a los obreros y soldados checos, yugoslavos y rumanos. ¡Camaradas, deténganse de jugar en la parte de las fuerzas ejecutoras de los obreros húngaros! Extiendan una mano fraternal a sus hermanos, los obreros y soldados húngaros. Los obreros del mundo entero se volverán en desprecio a aquellos quienes en este gran momento fallen en su deber.

¡Obreros y soldados de Francia! La burguesía de su estado son los mayores responsables por la campaña de verdugos en contra de la Republica Soviética de Hungría. ¡Levanten sus voces en protesta! Háganse violentamente con el poder en sus manos de los mayores malhechores que el haya conocido jamás. Quiten de las manos de los asesinos el cuchillo que han traído en contra de nuestros hermanos, los obreros húngaros.

Las clases avanzadas de obreros del mundo entero están orgullosos del acto heroico de los obreros húngaros quienes establecieron una república del trabajo en Hungría. A ustedes, proletarios húngaros, rodeado en todos los lugares por enemigos, los obreros comunistas del mundo envían fervientes saludos. En el año y medio de su dictadura la revolución proletaria ha frecuentemente estado en una grave situación. Y todavía sortearon todas las dificultades. Estamos firmemente convencidos de que constantemente resistirán el test acido actual.

¡Abajo los imperialistas ladrones! ¡Viva la Republica Soviética de Hungría!